Jesper Eriksson explora el futuro del carbón en el diseño de interiores

Artista y diseñador sueco Jesper eriksson explora un futuro especulativo para el carbón como material orgánico para la arquitectura y el diseño de interiores en “Carbón: Post-combustible” El carbón se ve tradicionalmente como una materia prima completamente funcional; su valor se deriva únicamente de su propia destrucción.

El proyecto considera si este combustible fósil barato y sucio tiene un significado emocional más complejo, especialmente en Gran Bretaña, y si tiene un futuro alternativo como material deseable. Problemático, glorioso, escandaloso, esencial: el carbón tiene muchas facetas. El carbón ha sostenido comunidades y ha permitido el progreso tecnológico, al mismo tiempo que contamina y perjudica la salud de quienes la trabajan.

De esta manera, su imagen se transforma de un combustible que libera dióxido de carbono a un material que lo encierra. La instalación contiene pisos, muebles y otros objetos en carbón sólido, el material más emblemático de Gran Bretaña. Algunas piezas se dejan en estado bruto del material, otras se procesan en un acabado similar al mármol negro. Al cambiar la estética del material, se abre un debate sobre nuestra relación con esta sustancia utilitaria: si se acepta la idea del carbón como material de construcción, ¿cómo y por qué una mina de carbón difiere de una cantera de mármol? ¿No podemos empezar a llamar a la mina una cantera de carbón? Esta narrativa futura es intencionalmente problemática.

Video de Shôta Sakami,
Gráficos de Miriam Bröckel,
Estrategia de diseño de Lia Forslund.
Presentado por primera vez como el Pabellón Sueco en la London Design Biennale 2018, Somerset House, Londres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *